Antes de comenzar la lección, en el apoyo individual, se trabajan algunos de los conceptos fundamentales para que cuando se trate el tema, sepa de qué se está hablando. Al terminar se refuerzan también individualmente aquellos contenidos más complejos o abstractos. Tener en cuenta también sus puntos débiles, por ejemplo, limitando las exposiciones verbales en clase, reduciendo las exigencias de expresión oral o adaptando las explicaciones y las tareas a los límites de su atención. Los más importantes y necesarios para el momento actual de la vida del niño, los que le vienen bien aquí y ahora. Aquí podríamos incluir objetivos relacionados con el dominio de las nuevas tecnologías o la resolución de problemas cotidianos. Precisan de mayor número de ejemplos, de ejercicios, de actividades, más práctica, más ensayos y repeticiones para alcanzar las mismas capacidades.

Se valorará al alumno en función de él mismo, no sobre la base de una norma o de un criterio externo, o en comparación con sus compañeros. Para ello es preciso establecer una línea base, hacer una valoración inicial de lo que sabe y no sabe, y partir siempre de lo que el alumno tiene bien establecido para planificar las actuaciones educativas. Posteriormente el profesor se servirá de la evaluación continua, la observación y la revisión constante de las intervenciones, como estrategia básica para realizar el seguimiento del proceso educativo. El informe DeSeCo intenta reformular el currículo escolar en torno al concepto de competencias y nos puede servir para definir algunas de las necesidades comunes a todos los alumnos, entre ellos los que tienen síndrome de Down. Se definen las competencias como conjuntos complejos de conocimientos, habilidades, actitudes, valores, emociones y motivaciones que cada individuo o cada grupo pone en acción en un contexto concreto, para hacer frente a las demandas peculiares de cada situación. La lentitud en el funcionamiento de sus circuitos cerebrales repercute directamente en la adquisición y en el progreso en los aprendizajes, que serán generalmente más lentos.

Cuadernos De Educación Y Desarrollo

Esta circunstancia no debe desanimar a los profesores sino, por el contrario, alentarles para que continúen su labor de forma sistemática porque las respuestas del alumno se presentarán tarde o temprano. Para conseguir la consolidación, la generalización y la transferencia de las adquisiciones es preciso aplicar de forma recurring las habilidades alcanzadas, en diferentes lugares y momentos, y siempre que sea posible, en su entorno de vida cotidiano. Presentan dificultades con el procesamiento de la información, tanto en la recepción de la misma, como con los elementos procesadores y efectores, que han de dar respuesta a las demandas de la situación concreta. Les cuesta correlacionarla y elaborarla para tomar decisiones secuenciales y lógicas.

Por su parte, cada profesor elaborará la programación didáctica de las materias que ha de impartir, dirigidas a todos los alumnos de su clase. La adaptación curricular individual concretaría el currículum para un solo alumno. La escuela, por tanto, es otro escalón que nos dirige hacia la inclusión social de las personas con síndrome de Down. Un escalón que, en contra de la opinión de los que nos dedicamos a la educación, no es el más importante, pero sí es determinante. La inclusión educativa en centros ordinarios es la forma más adecuada de escolarizar a los niños con síndrome de Down en los centros escolares (Ruiz 2004; 2006; 2007a; 2008b; 2009a).

Cuaderno Comprensión Lectora

Introducir actividades abiertas con tareas sencillas y significativas, que tengan sentido para el niño, dejándoles en algún caso elegir entre varias opciones, para aumentar su motivación y las opciones de realizarlas con éxito. Es recomendable partir también del principio de flexibilidad en la presentación de actividades, teniendo presente que en algunos casos la actividad que tenemos preparada no va a poder llevarse a cabo tal y como la habíamos planificado. Deberemos combinarlas de acuerdo con la motivación del alumno, su estado de ánimo y su interés en cada momento, variando el tipo de tarea o su grado de dificultad. Es preciso presentar multisensorialmente los contenidos de aprendizaje, con imágenes, gráficos, dibujos, pictogramas o esquemas cuando sea viable y, si es posible, empleando varias vías de acceso a la información, a través de la vista, del oído, del tacto e incluso manipulando objetos reales siempre que se pueda.

Esta serie conforma el binomio conocimiento-acción, ya que permite analizar los componentes de los sistemas técnicos y su interacción con la sociedad y la naturaleza. Una propuesta didáctica abierta y versatile a fin de que los ejercicios se adapten a la actividad tecnológica que se trabaja en la escuela. El objetivo de la educación en España»no es adquirir tanto conocimientos concretos como adquirir o mejorar en las 7 competencias claves que marca el Ministerio de Educación», explica. Aprender a aprender, competencias lingüísticas o competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología son algunas de ellas. «No estoy seguro de que el niño promedio pierda meses de habilidades cada año, y dudo que la pérdida de aprendizaje durante el verano contribuya mucho a la brecha de rendimiento», escribía von Hippel.

El proceso de consolidación tarda más tiempo, ya que aprenden más despacio y, en muchos aspectos, de manera diferente a las personas sin discapacidad. Eso conlleva que, en basic, necesiten más tiempo para conseguir los conocimientos y en consecuencia, más años de escolaridad para alcanzar los distintos objetivos curriculares. La intervención en el proceso de enseñanza-aprendizaje ha de planificarse teniendo en cuenta todos los factores que intervienen en él. No se trata únicamente de actuar sobre el niño, adaptando los objetivos y los contenidos a su estilo de aprendizaje, sino que se ha de plantear una actuación que incida sobre todos los factores y desde diferentes puntos de vista, con una perspectiva integral y sistémica de todo el proceso.

De hecho, por muy bien que explique un profesor, por muy pensada que esté su metodología, por muchos y variados recursos que emplee, el secreto de la educación está en el aprendizaje del alumno, que es el objetivo último, no en el sistema de enseñanza del maestro. En el fondo, una determinada competencia o habilidad no se enseña, sino que se aprende a través de la presentación de multitud de situaciones, de experiencias y de oportunidades de aprendizaje. La presencia generalizada de niños con diferentes necesidades educativas en los colegios hace ineludible que los profesores conozcan las características de cada tipo de alumnos y dispongan de estrategias de intervención adecuadas para atenderlos. Los maestros argumentan, en ocasiones, que no están capacitados para dar respuesta a las necesidades de este alumnado, pues su formación no abarca la variada diversidad de perfiles de quienes acuden a las aulas. La inclusión educativa de los alumnos con síndrome de Down es un proyecto que beneficia a todos. A los alumnos, porque se forman en el ambiente actual que más tarde encontrarán en la etapa adulta en la sociedad.

Síndrome De Down

Desechos En la República Mexicana se generan cerca de forty two millones de toneladas de residuos al año. Nuestro país se ubica en el quinto lugar de los que más desechos producen en el mundo. Por cada mexicano, desde el recién nacido hasta el de mayor edad, se producen 320 kilogramos de residuos por año. Pero lo importante no es la cantidad sino la naturaleza de los desechos, no es lo mismo residuos de papel o cartón que las pilas, ya que su contaminación es más perjudicial. Cuántas toneladas de residuos se generan en nuestro país por persona al año? Indaga en algunas fuentes de información o en el internet y escribe en las líneas una lista de materiales biodegradables.

Ficha Nº 1 Espacio Curricular De Orientacion Y Tutoría Tema: Me Evalúo En El Primer Bimestre

Para ello busca app y juegos centrados en temas donde se hayan tenido más dificultades o carencias durante el curso. El mejor consejo, procura escoger aquellas aplicaciones o juegos de dispositivos que fomenten «la resolución de problemas y el pensamiento crítico». Siguiendo su consejo, fomentar la lectura en verano permitirá a nuestros hijos dejar a un lado los títulos marcados por el programa escolar y disfrutar con aquellos libros que más les gusten. «Realizar deporte, intentar aprender a tocar un instrumento, un idioma en una situación distinta como un campamento o el extranjero… pueden ser de alto impacto evolutivo en su desarrollo educativo y son recomendables en mi opinión», recomienda del Valle.